Las copas

Copas_vino

Diferentes copas, diferentes vinos

Cuando empezamos a adentrarnos al mundo del vino la copa es algo realmente secundario, es solo un recipiente donde se sirve el vino. Existe muchísimos tipos de copas desde las pequeñitas de colores que tiene todas las abuelas (consideremos que nací en 1982 para que la referencia sea útil), las que te sirven hasta el tope en muchos lugares no especializados, las largas y altas para las fiestas de fin de año, las chaparras y gorditas que se ven como globos, hay compañías que diseñan copas para cada tipo de uva o región de cada vino, existen muchas formas, colores, materiales, precios, etc.

Las características que debe de tener en general cualquier copa de vino que queramos usar para degustar son:

  • La copa debe ser alta y amplia
  • Debe de reducir su tamaño (no exageradamente) de la parte más ancha a la parte más alta.
  • Debe llenarse con un poco menos de la tercera parte de su capacidad.

Estas características ayudan a que los vinos “abran” (termino que se refiere a la evolución positiva de los aromas y sabores) y se puedan apreciar mejor. Una copa que no reduce su tamaño hace que los aromas escapen y sean más difíciles de detectar –por supuesto que no imposible-; el llenado debe de ser un tercio a lo más, de otra manera los aromas no tiene suficiente espacio para ser detectados completamente, o visto de otra manera, a los aromas les queda chico el traje.

¿Cuál es la mejor copa? Para cualquier casa es muy útil comprar las copas que están diseñadas para un restaurante porque generalmente son más resistentes y tiene la forma y tamaño adecuado para degustar tranquilamente cualquier vino.

¿Cuánto pueden costar las copas? Unas copas de buena marca pueden llegar a costar desde $100 pesos hasta $600, ¿de qué depende? Generalmente en la calidad, los acabados, el número de piezas de las cuales está hecha, el material y la forma. Existen copas que están hechas de una sola pieza, otras de dos y otras de 3; entre menos piezas es mucha más fino es el trabajo que se tiene que hacer. El material generalmente es vidrio, pero el grosor y la calidad del vidrio también son importantes –una copa delgada, casi imperceptible a los labios es mucho más fina que una ancha-. La forma de la copa hace que pase dos cosas, la primera es que los aromas del vino se concentren de diferente manera y esto genera que el mismo vino en copas diferentes huela diferente; la segunda es como llega el vino a la boca, si es una copa delgada es mucho más horizontal la posición de nuestra cabeza y por lo tanto el liquido llegara primero a la punta de la lengua (donde se encuentran los sensores que detectan la acidez); con una copa de forma más redonda nuestra cabeza tiene que levantarse un poco más y por lo tanto el liquido llegará en mayor cantidad a la parte trasera de nuestra lengua (donde se detectan los sabores amargos); por lo tanto la forma influye en el tipo de varietal o el estilo de vino que estemos degustando.

Copa I.S.O.

Copa I.S.O.

¿Cuáles son las copas que debo tener si quiero hacer del vino algo más especial? Ya entrados en los tipos de copas, en general, se pueden conocer dos grandes familias de copas –y ambas pueden servir para rosados-, las de bUrdeos y las de bOrgoña. Las copas de bUurdeos tienen una forma de U y son utilizadas generalmente para los varietales de Burdeos como el Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Petit Verdot, Malbec y Carmenere –otros varietales como Syrah y Tempranillo también funcionan bien en este tipo de copas-, y se usa para blancos como el Sauvignon Blanc, Colombar y Sémillon –otros varietales como Riesling y Gewürztraminer también funcionan en este tipo de copas-. Las copas de bOrgoña tienen una forma de O y son utilizadas generalmente para tintos como el Pinot Noir o el Gamay (conocido por ser el varietal de Beaujolais) y en blancas como el Chardonnay.

Si queremos vernos un poco más clavados en el rollo es recomendable conseguir unas buenas copas para vino de postre, que suele ser más pequeñas, con un tallo largo y con un diseño muy peculiar. Y ya si estamos clavadísimos en el tipo de copa ideal para degustar podemos tratar de conseguir la copa I.SO.

Comprar una buena copa siempre será una buena inversión, pero lo más importante es que nos ayudara a hacer del vino una experiencia mucho más placentera.

3 Comments
  1. Pingback: Tweets that mention Las copas | buenavida -- Topsy.com

  2. con esta forma sencilla de recordar “U” o la “O” para reconocer la copa adecuada para cada cepa, sumo un conocimiento más para seguir en el camino de apreciar y disfrutar del vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>