El vino espumoso

En México solemos tomar vino espumoso cuando festejamos: año nuevo, el cumpleaños de alguien, navidad o cualquier otro que se les ocurra. La televisión, cine y demás medios también han ayudado a crearnos una imagen de ese tipo, y además de eso también nos hacen ver al vino espumoso como algo caro (de por si en México el vino tiene fama da se caro, pues el espumoso más).  Hagamos el ejercicio de recordad alguna imagen de vino con burbujas y les aseguro que casi todos van a tener esta imagen pretenciosa.Para mi es más como cualquier otro vino, si se me antoja pues lo compro y me lo tomo.  Como todo existen los caros y los que tiene un precio más accesible (por favor, quitemos la idea de que solo son caros y que solo los caros son buenos), ambos pueden ser de nuestro gusto, o no.

Para aprender poquito más sobre esta clasificación del vino les dejo un resumen:

Metodologías de elaboración

Hoy existen tres formas básicas de añadir burbujas a un vino: mediante una segunda fermentación en botella (método tradicional o Champenoise); una segunda fermentación en tanque (método Charmat); y adición de gas carbónico.

La segunda fermentación se refiere a que después de que el vino está terminado se le agrega un parte de azúcar y levadura para que se inicie una nueva fermentación y esta es la que hace las burbujas, siempre y cuando el contendedor este sellado y el gas carbonico o CO2 se integre al vino.

La diferencia entre el método tradicional y el Charmat (a grandes rasgos) es el volumen; el segundo es más que el primero y por lo general es más económico hacer vino espumoso de esta manera. El tercer proceso es básicamente lo que pasa cuando vamos por un refresco a la maquina (solo que en lugar de refresco es vino): sale el refresco y se le inyecta gas a alta presión lo cual genera burbujas, eso es todo. Algunos ven este último proceso como “trampa”, otros como la forma más barata de hacer vino espumoso. Dentro de las tres metodologías se pueden encontrar vinos bastante agradables.

Azúcar en las botellas

Además de poder ser tintos, rosados y blancos, los vinos espumosos tienen una clasificación por la cantidad de azúcar que contienen. Esta se mide en gramos por litro (g/L) y es la siguiente:

  • Brut Nature = extremadamente seco 0-2g/L
  • Extra Brut = muy seco 0- 6 g/LBrut = muy seco a seco 0- 15 g/L
  • Extra- Sec/ Extra Dry = menos seco a medio seco 12- 20 g/L
  • Sec/ Seco/  = medio seco 17- 35 g/L
  • Demi- Sec/Semi- Dulce/ = dulce 33- 50 g/L
  • Dulce = muy dulce 50+ g/L

Los famosos haciendo vinos espumosos

Francia: el vino espumoso de esta zona es el más famoso y conocido como Champagne. La zona de elaboración al norte de Francia es la que le da ese nombre. Los varietales usados en esta zona son: Chardonnay, Pinot Noir, y Pinot Meunier. También existen otros vinos espumosos llamados Cremat que se hacen bajo el mismo método tradicional pero que no son de Champagne.

España: el vino espumoso de esta zona es la Cava, principalmente se produce en el Penedés. El método tradicional de elaboración del cava es el mismo método utilizado para el champán, el méthode champenoise. Las variedades principales de uvas utilizadas en la preparación del cava son: macabeo, parellada y xarel•lo.

Italia: los dos vinos espumosos más famosos son Asti (hecho con la uva Moscatel, y generalmente es ligeramente dulce) y Prosecco (este también es generalmente algo dulce, al menos los que podemos encontrar en México), estos se hacen con el método Charmat lo cual los hace más baratos en costo de producción.

México y los vinos espumosos

Nosotros tenemos en Querétaro a Freixenet, ellos son los principales productores de vino espumoso en México, hasta hace muchos años los únicos, ahora ya se están haciendo experimentos en Valle de Guadalupe algunos con variedades blancas como Chardonnay y Sauvignon Blanc y tintas como Zinfandel y Barbera pero como blancos. Por ejemplo Phill Gregory productor de Vena Cava tiene uno que es una mezcla de Barbera con Sauvignon Blanc que está bastante interesante.

Ahora, el resumen del resumen, y dejando de lado las complicaciones: Si esta hecho de uvas y tiene burbujas, es un vino espumoso. Puede ser nada dulce (Brut o Extra Brut) o poquito dulce (Sec, demi-sec o Dulce). Hay baratos y caros, ambos pueden ser agradables.

Después de esta breve “clase” los invito a probar mucho vino espumoso fuera y dentro de la temporada de festejos.

:)

8 Comments
  1. Hola
    Creo que otro “espumoso” que vale la pena probar es la sidra. En Puebla hay bastante sidra, y hay alguno que otro ejemplo que vale la pena probar. Al fin y al cabo es vino de manzana, y es mas barato que muchos vinos espumosos…. y también es mexicana =).
    Felices fiestas!

  2. vino espumante, como bien dices somos victimas del ataque mercadotecnico no podemos percibir el espumante sin que se nos venga a la mente una imagen una isla exotica, dejando eso de lado los espumantes que hemos probado ultimamente me han incitado el gusanito que todos llevamos dentro aunque me considero fan del vino rojo estas seciones me han abierto los ojos y ver que hay algo mas alla.
    gracias cohen¡¡¡

  3. Ayer por la noche, acompañamos una buena torta de bacalao (para probar el bacalao) con un proseco brut de Pinelli. Me gustaria encontrar un proseco sec, todavia no lo encuentro en el df.

  4. Pingback: Blog – agoten.com » El vino espumoso

  5. Pingback: Soy Catador » Blog Archive » El vino espumoso

  6. Muy bien pero podrían hacerlo mucho más interesante publicando una lista de vinos espumosos mexicanos con su denominacion de secos o dulces y un aproximado del precio o ¿no? Saludos.

    • Rafael,

      Que bueno que te agradó el texto. La idea fué informar sobre el proceso de elaboración y estilos de vino espumoso, no generar una lista de compras.

      Saludos y gracias por tu comentario.

Deja un comentario